El mentado cuarto de siglo

De repente sentí cómo las risas se quedaban marcadas en mi cara, seguramente de ahora en adelante cada que pasara por el departamento de belleza de alguna tienda departamental sería ignorada por las señoritas Clinique y en su lugar traería a todas las señoritas Lancome ofreciéndome productos anti-edad. "No debí haberme atascado esos tres tacos … Sigue leyendo El mentado cuarto de siglo