Tengo una confesión: no compro tennis desde el ’97… ok, desde el 2007, pero por alguna razón se escucha mejor si pongo el espíritu noventero en mi frase. El motivo es que si tengo tennis, ya no tendré pretexto para decir “oops, no puedo acompañarte a correr porque no tengo tennis”, ¿qué? No me juzguen, a veces tengo más sueño que ganas de perder lonjas.

Aparte de que soy una floja, soy muy coda, y prefería comprar zapatillas de 15 cm. a unos tennis que jamás usaría, porque la verdad es que en el mundo de la moda estaban limitados al gym. Cuando empecé a ver a las fashionistas usarlos en el street style, pensé que era una de sus loqueras por llamar la atención, el clásico de que todo está inventado y tengo que recurrir a algo común y corriente para sobresalir, pero se quedaron más de lo que imaginaba.  Los tennis vinieron de la mano de la tendencia sporty, sobrevivieron un segundo año con el Normcore y hasta se adentraron en las pasarelas de Chanel y Dior. Ahora no hay pasarela que no tenga a sus modelos caminando en tennis e it girls luciéndolos hasta con vestidos vaporosos.
sneakers 8 sneakers 7
sneakers 6  sneakers 5
Pero, ¿es una tendencia sólo viable en las capitales de moda? Posiblemente. La realidad es que, en mi ranchito, los tennis en las mujeres son sinónimo de que irás al gym o que te diste por vencida, apenas hace unos días le preguntaba cómo se veía mi outfit con tennis a mi mamá y  me dijo “cómodo, como que te cansaste y te viniste a cambiar de zapatos”,¡¡ ¿QUÉ?!!
Morí. Lento, pero morí. No sé si eran las cinco horas que había dormido diario esa semana, pero me sentí triste, agobiada e incomprendida. Sentí lo que debieron haber sentido las mujeres en el pasado cuando se aprobó el voto femenino, pero no en su país. Les dije el cansancio  me pone dramática.
Pero analicemos, tenemos a mujeres que por décadas han salido a la calle calzadas con zapatillas impecables, que corrían de un lado a otro en las semanas de la moda para llegar a los desfiles (si mis pies terminaban peor que los de Kim Kardashian en una noche de antro, no quiero pensar como terminaban los de ellas) y de pronto dicen ¡basta, no voy a morir por dislocarme un tobillo! Se ponen tennis con los mismos outfits que lucirían con tacones, se ven igual de estilizadas y nadie piensa que se han dado por vencidas.  Son aplaudidas por las revistas y los diseñadores les hacen eco al incluir los tennis en sus colecciones de alta costura. ¿Entonces por qué no podemos las mujeres comunes y corrientes, que vivimos del trabajo, a la escuela y a la salida con la familia, muchas veces en camión, recorriendo grandes distancias, vernos igual de elegantes y estilizadas en tennis?
La moda ya se ha dado cuenta que el mundo vive de manera apresurada, las personas no paramos y necesitamos una armadura que nos de soporte para poder  continuar. Si ellos ya se dieron cuenta, ¿por qué nosotros no? Así que en vez de juzgar el mal gusto de la Conchita por usar vestido y tennis en la oficina, ¡apláudele! Porque se dio cuenta que ningunos stilettos le impedirán hacer lo que quiera.
Sneakers

 

 

SÍGUEME.

FACEBOOK . TWITTER . PINTEREST . INSTAGRAM . BLOGLOVIN’, ASK

Signature
Anuncios

4 comentarios sobre “De los tennis a la liberación femenina

  1. Yo ya hice las paces con los tenis! Los aceptó! Todo esta en la actitud, el porte, la seguridad (bueno la neta es que la única opción que tengo para perseguir durante todo el día a una toddler d año y medio son los tenis! Ya veraaaas cuando seas mama!) saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s