Hoy haremos más dinámico el miércoles de tips, creo que ya extraño mis clases por lo que me tengo que desquitar con ustedes, ni modo, se aguantan. Levante la mano quien crea en las casualidades… a ver (pon tu nombre aquí tía jajaja) ¿por qué crees o no crees? (Da tu respuesta) Si tienen un amigo compartan sus respuestas por inbox o coméntenlo con su mamá.

En lo personal, no creo en las casualidades y creo firmemente en la frase de Marilyn Monreo que dice así…”Creo que todo sucede por una razón. La gente cambia para que puedas aprender a dejar las cosas ir. Las cosas van mal para que puedas apreciar cuando van bien. Crees mentiras para que eventualmente aprendas a no confiar en nadie más que en tí mismo, y a veces, las cosas buenas se desmoronan para que cosas mejores tengan lugar.” La verdad la prefiero en inglés, pero no todos nacimos para gringos.

quote

Así que entenderán lo difícil que me es ver a personas aferradas, o sea,  a personas que se trauman por cierta situación y no pueden salir del hoyo. Obvio que todos tenemos esa periodo de aferración, (¿existe esa palabra o ya le agregué otra al diccionario?) pero también debemos aprender a superarlo y move on bitch! Porque como diría Juan Gabriel “no te aferres, no te aferres a un imposible, ya no te hagas , ni me hagas más daño oooh ooooh nooooo”, ( si supieran que mientras escribo la estoy cantando como loca).

Para volver a mis orígenes y entiendan más el punto, se los explicaré en el sentido que más les gusta… el monetario, porque recuerden que como dice mi santa madre, “si quieres que les duela el fun…illo tócales el bolsillo”. Discúlpenla, somos de colonia rústica.

Aferrados al amors. No te quiere, no te quiso y nunca te querrá. Next! Ojalá eso les fuera suficiente para que dejarán de pensar en el espantoso buchón gordo mujeriego y marihuas que las trae locas. Entiendo que un partido como esos no se encuentra con facilidad y que a cómo están los tiempos ya no hay hombres, pero tenemos que tener tantita dignidad o por lo menos tantito amor a ti mismo. Tanto pez en el mar y nosotras conformándonos con un camaroncito de la Maruchán. Debemos poner objetivos, si no te llega con una rosa chafa a la semana de conocerte, te quiere para mmm o es pobre y ya no sé qué es peor;  si tiene novia o esposa  y dice que la va a cortar, pero nunca lo hace, te quiere para mmm, así que no te hagas tonta y no creas que eres tan Angelina Jolie como para que Brad Pitt deje a Jennifer Aniston, ¿me explicó? Si no dile a tu amiga jotita que te cuente la historia (estereotipos everywhere jajaja).

Aferrados al trabajo. Trabajar con personas es difícil, imagínate,  si a veces tú ni te aguantas ahora tener que aguantar a otro. En ocasiones pasan situaciones que nos llevan a tener problemas con nuestros compañeros o hasta pasan errores que nos cuestan nuestro trabajo y el despido, u otras como que no te pagan en meses (in the face!). Entonces sí da coraje, pero eso de que pasen meses y sigas echándole a la empresa o guardes rencor con tu compañero es too tacky to function, es decir, demasiada penita ajena. Tu trauma te impide crecer y ver más allá de tu burbuja de problemas. Antes de que algo truene, tú sabes que va a tronar, entonces es cuestión de irte preparando para lo que pase, cambiar prioridades, buscar otras oportunidades, salirte y demandar a la empresa, etc. Todos tenemos caducidad y quienes estamos atentos a las pistas, tomamos decisiones rápidas y enfocamos nuestros objetivos a otras cosas, ahí en ese punto es cuando se distinguen a los mediocres de los exitosos, ni modo, así es la ley de la vida, si todos estuviéramos adelante entonces quién nos olería los pedos, sí, le atinaron tengo apellido de alcurnia.

Aferrados al hubiera. Hay una cosa que no se puede recuperar y esa es el pasado. Muchas personas viven traumadas de lo que pudo haber pasado en caso de que hubieran reaccionado de manera diferente. ¿Te digo algo? Volverá a pasar, todo lo que no haces y te arrepientes se volverá a presentar en una determinada situación en la vida, a lo mejor no con la misma persona, ni en el mismo lugar y de una manera completamente distinta, pero de que llegará, llegará. Todos tenemos segundas oportunidades, pero si esa situación se repite y no logras recapacitar y hacer lo correcto, ya no habrá otra oportunidad. No vivas en el hubiera, porque entonces no estarás atento a lo que viene en el futuro. Si murió algún ser querido y no te despediste, entonces corrige eso y demuéstrales tu cariño a quienes aún tienes al lado. Si le fuiste infiel a tu pareja y te cachó en la movida, a la otra serás más cuidadoso o simplemente no era para ti y le hiciste un favor. Todo se regresa y karma is a bitch! así que bye a los arrepentimientos y hello a las nuevas oportunidades.

Un miércoles de tips más reflexivo, pero mañana les prometo algo muy picarón.

XOXO,

A

Anuncios

2 comentarios sobre “No te aferres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s