Tengo que presumir que soy la big sister de una adolescente en época dorada, gracias a ella me mantengo cool y me entiendo perfectamente con el estilo SWAG y todas las demás ondas de los morritos de ahora. En fin, lo que más me gusta de tener una hermanita es que, aunque a veces sea una perra y me haga caras de asco cuando me intento poner las zapatillas de mi mamá, también necesita de mis tips de moda.

La semana pasada se compró una blusa de mezclilla, la compró y fue la quinceañera más feliz del ejido, lo malo es que cuando se la iba a poner se percató de que le quedaba más grande de lo normal. Me imagino que le está creciendo el desarrollo porque la blusa era de su talla y qué casualidad que cuando se la iba  a poner ya no le quedó.

En verdad parecía una talla más grande, y con sus típicos jeans no le favorecía en nada (para que a una adolescente no se le vea bien algo es que en verdad ese algo está mal). Así que mi recomendación fue, quítate esos pantalones y ponte unos shorts.

La blusa estaba aguada y con pantalón se veía demasiado cargado, sin embargo, con sus shorts se convertía en un atuendo relajado y muy casual. La atención se desviaba hacia las piernas y la blusa cobraba vida de nuevo.

Así que ya saben, cuando tengan una blusa aguadita procuren ponérsela con unos shorts o unos leggings, para que así no te veas monja pesada. Yo siempre aplico esto con las blusas de antaño de mi mami, me las pongo con shorts y cinto a la cintura y ¡TA RÁN! se ven bien onda boho chic.

Blusa de mamá

XOXO,

A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s