El día de hoy me dio la gana de escribir sobre una tendencia que va a gustarle bastante a los amantes de los gatos… las kitten heels. 

Por más que busqué (en Wikipedia, porque ya saben que me tomo muy en serio esto de la investigación), no supe el por qué se llaman kitten heels, así  que si entre mis lectores hay algún nerd fashionista  le agradecería me dijera ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?. Como lo sé todo y lo que no me lo invento, les diremos kitten heels porque están bonitas como los gatitos (damn! tanto tinte ya me llegó al cerebro, pero tiene sentido ¿no?). Bueno, de todos modos este tipo de curiosidades sólo les serán interesantes cuando estén borrachas en una fiesta, porque si las sacan en una conversación normal serán raras, así que todo bien, pasemos a lo importante.

Esta tendencia no es nada nueva, porque desde los tiempos dorados de Audrey Hepburn se usaba y cada temporada llega y se va. En mi ranchito cuadrado recuerdo que   pegó mucho como hace siete u ocho años, que fue ideal para mí porque estaba en mis tiempos pubertos en los que mi mamá no me dejaba usar tacones de stripper, gracias a DIOR existieron las kitten heels. 

En lo personal, no me gustan mucho los tacones bajitos porque soy estatura Jessica Simpson y Eva Longoria, o sea, mido 1.57, o sea, estoy bien enana. Yo soy feliz con mis taconazos de 15 cm. y a lo que he visto en sus patas, me doy cuenta que también ustedes son fans de los tacones altos.  Desgraciadamente a altas horas de la madrugada esas zapatillas se convierten en nuestras peores enemigas y no todas están tan conscientes como para aguantarlas hasta el fin de la fiesta, por lo que deciden hacer lo peor que una mujer puede hacer cuando va de party: andar descalza (OH! NO, SHE DID NOT!).

Así que si eres del tipo de mujer que se cree Shakira con sus pies descalzos te recomiendo las kitten heels que aunque no te darán altura, sí pueden estilizar tu figura y darte glamour aunque todo lo demás se vuelva calabaza. La mayoría son cerradas y picudas y eso es lo que te hace ver las piernas largas y por lo tanto tu cuerpo más estilizado. Las hay de todos colores y sabores, si vives en mi rancho y estás interesada en unas de éstas podrías encontrarlas en las zapaterías clásicas, porque como te dije es un estilo que ha usado hasta nuestra abuelita (¡ah! con tu abue, mamá o tías también las encuentras, porque las encuentras).

kitten heels

Y a ustedes, ¿les late esta tendencia? Comentarios, mensajitos, cartitas de amors, me los escriben en los comentarios.¡Ah! Ya regresé con Twitter, se me había olvidado decirles. Lo odio, pero ni pex, aquí está para las que son más tecnológicas, agréguenme no sean perras.

XOXO,

A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s